lunes, enero 16



Si quieres perder el tiempo,
crea una comision.

Uno de los objetivos que nos marcamos cuando se inició la campaña institucional de SEMES en defensa de la especialidad era la de concienciar a todos nuestros compañeros de que esa demanda, que siempre oíamos y muchas veces manifestábamos, era posible, que era una expectativa cierta. Especialidad de medicina de urgencias ¡YA!, era algo más que un eslogan fácil. No un simple verbalismo, sino la exigencia de una formación reglada que garantice una asistencia de calidad, a la vez que permita que el nivel de eficiencia y equidad que han logrado las urgencias sea sostenible, al menos, en los próximos años.

Así lo entendían también, no hace mucho tiempo, los representantes del PSOE, cuando este partido estaba en la oposición. Todos recordamos la intervención de Alberto Fidalgo en Diario Médico que, además de reconocer la necesidad de la especialidad, ya entonces planteó la intención de su grupo parlamentario de presentar una proposición no de ley en el Parlamento para acelerar la creación de la misma. Esa misma posición también se la manifestó personalmente al Consejo de Dirección de la SEMES, que se celebró en Bayona con ocasión del III Congreso Transfronterizo de la sociedad. ¡Qué lejos de la actitud que a día de hoy mantiene el partido que sostiene al Gobierno! Donde dije digo, digo Diego. Y si te he visto, no me acuerdo. A nosotros, en cambio, no se nos olvida.

Estamos a mitad de legislatura, con un Gobierno metido en demasiados charcos, y ya se sabe, es vox populi, que lo que no se haga en la primera mitad de la legislatura es muy difícil que se haga después. Además, en el Ministerio de Sanidad están en una huída hacia delante y utilizando cortinas de humo para confundir al personal. Así, después de crear a bombo y platillo una comisión de expertos -lo anunció en el Congreso de los Diputados el Subsecretario del Ministerio de Sanidad- y de varias reuniones del mismo (sus conclusiones provisionales se pueden leer en este mismo boletín), ahora están pendientes de analizar las consecuencias que traería la creación de la especialidad. Están utilizando el argumento de si quieres perder el tiempo, crea una comisión. Excusas de mal pagador. No sabemos quién les tendrá agarrados por ese sitio, pero la realidad es que nos dan palmaditas en la espalda y muchas promesas en el Grupo Parlamentario, y esquinazo en el Ministerio. Pura esquizofrenia. Son poco de fiar estos señores que tanto prometían y nada cumplen.

Lo mejor es que ya no tienen argumentos para oponerse a la creación de la especialidad. El famoso problema laboral que según algunos subyacía en la demanda de la misma, prácticamente está solucionado con el desarrollo de la OPE. El que sólo existiese la especialidad en tres países de la Unión Europea, se cae por sí solo: ya son siete los países que reconocen tal especialidad. La troncalidad no dificulta la creación de la especialidad; es más, nosotros somos unos decididos defensores de aquella. El área de capacitación específica (ACE) no se sostiene sola: ¿quién va a ejercer cinco años la especialidad de origen para después hacer dos años más de formación específica en urgencias, dejar su puesto de trabajo e irse a "galeras", como despectivamente comentan algunos defensores del ACE? En qué quedamos, o son "galeras", o es un área asistencial muy atractiva que garantizará el que un gran número de profesionales se decida por ella y así se mantendrán operativos los distintos servicios de urgencias, tanto hospitalarios como extrahospitalarios. ¿Qué argumentos les quedan? Que a alguna sociedad de medicina de familia no le gusta la idea, porque con la especialidad se rompe la continuidad asistencia!. Parece un argumento demasiado pobre, artificioso y muy corporativo, en el peor sentido de la palabra. Muchas otras sociedades apoyan nuestros planteamientos, entre ellas la SEMERGEN y la SEMG. También tenemos el apoyo explícito de la mayoría de las consejerías de Sanidad de toda España, sin que ninguna se haya manifestado en contra.

¿A qué esperan entonces? Demasiados interrogantes y pocas respuestas, después de muchas promesas. Se pensaron que nunca tendrían que cumplirlas. En cambio, nosotros el trabajo ya lo hemos hecho, aportando argumentos, documentos y diálogo. Los puntos débiles que teníamos como profesión ya han desaparecido y la evolución de las necesidades de médicos en el SNS nos coloca en una situación estratégica que, como no sepan resolver, les causará mas de un dolor de cabeza.

Después, comienzo de la formación de los primeros residentes de la especialidad. Esto exige plazos. Ya lo hemos anunciado por activa y por pasiva: si el; Ministerio no da una respuesta adecuada utilizaremos todos los medios de presión a nuestro alcance para que la creación de la especialidad sea una realidad en esta legislatura.

Tomás Toranzo Cepeda
Vicepresidente 1º de SEMES

1 comentario:

Inocencio dijo...

PSOE MENTIROSO CUMPLE TUS PROMESAS