jueves, abril 21

Los profesionales de la Urgencia y la emergencia celebramos enormemente la decisión de la ministra Dña. Leire Pajín de crear la especialidad en MUyE.

Tras el comunicado (falaz) de la Junta directiva de la SEMFYC (en negro) es preciso matizar (en azul y cursiva) las afirmaciones vertidas.

1. La urgencia es un área de capacitación propia del médico de familia, planificada durante su formación durante el período MIR.

Los diferentes informes de grupos de trabajo del MSC recomiendan una especialidad en MUyE. No existe en el momento actual ningún ACE de urgencias por mucho que manifiesten esta posibilidad.

2. El desarrollo de la Troncalidad y la creación de un Área de Capacitación Específica (ACE) de Urgencias como disciplina de alta especialización desde la formación en otras especialidades, es la propuesta por la que apostamos, tal y como se prevé en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) y que lleva más de 10 años solicitando el Consejo Nacional de Especialidades Médicas.

Por lo que “apuesta” la junta directiva de la SEMFYC no es por lo que apuestan los profesionales de la urgencia españoles (así manifestado en diversas encuestas) ni europeos (manifiesto de la EuSEM avalado por la Unión Europea de Médicos Especialistas (UEMS) ni los MIR en España. Los profesionales que trabajan en las urgencias y emergencias llevan más de 20 años solicitando esta especialidad. La LOPS tambié prevé como se deben crear nuevas especilidades.


3.
Los profesionales vía MIR han adquirido durante la realización de su especialidad una formación en conocimientos y habilidades de calidad, pertinente para resolver los problemas urgentes. Esta cualificación está planificada y contemplada en los programas docentes de las especialidades.

Esto se puede observar en los niveles de competencia establecidos en el programa de MFyC para diversas técnicas habituales en los servicios de urgencias y emergencias. Debe ser tan clara esta cualificación que por eso la propia SEMFYC solicita algún tipo de formación específica en urgencias (ACE).


4.
Los mapas de competencias de urgencias definidos hasta ahora poseen competencias que son comunes al mapa de competencias del médico de familia. SemFYC dispone de un Documento que define y desarrolla los principales contenidos formativos del Área de Capacitación Específica de Urgencias y Emergencias (ACE).

Estas competencias son acordes con la declaración de Alma Mata… SEMFYC dispone de un documento de uso privado, no avalado. Por otra parte la UEMS avala el documento formativo para el médico de urgencias a nivel europeo con un periodo de formación de 5 años como especialidad primaria. La comisión promotora de la Especialidad de UyE (dependiente de Sanidad) hace la misma recomendación.


5.
Así pues, ya existen especialidades (medicina de familia, interna e intensiva) para atender urgencias, por tanto no es necesario crear una nueva especialidad.

¿?.


6.
En este momento, los médicos de familia son los especialistas MIR más valorados por los gestores para la contratación en Servicios de Urgencia intra y extrahospitalaria, por su formación de calidad e integralidad de su abordaje.

¿Donde?, ¿Cuándo?. Los especialistas mas valorados son los especialistas en medicina de urgencias y emergencias aunque aún no exista esta especialidad. Mas del 80% de los profesionales que ejercen su actividad en Urgencias se consideran “médicos de Urgencias”


7.
La incorporación y contratación masiva de estos especialistas a los diferentes dispositivos de urgencias durante los últimos 10 años ha permitido mejorar la continuidad de cuidados a los ciudadanos y la coordinación entre niveles asistenciales.

La continua autoformación de los médicos de urgencias (sin una especialidad reconocida no garantizada) desde hace mas de 20 años ha permitido alcanzar el actual nivel existente en los servicios de urgencias y emergencias. El papel de la única sociedad representativa de este colectivo (SEMES) ha sido clave en este proceso.


8.
La inmensa mayoría de profesionales de urgencias son en la actualidad Médicos de Familia (en ocasiones hasta el 80% de las plantillas) y de otras especialidades (fundamentalmente Medicina Interna y Medicina Intensiva).

La inmensa mayoría (más del 80%) de los profesionales de las urgencias y las emergencias se consideran especialistas no reconocidos en MUyE.


9.
Las situaciones urgentes y emergentes se presentan tanto en el primer nivel asistencial (medio rural, consulta de Atención Primaria, consultas de Atención continuada) como en el nivel hospitalario.

La SEMFYC confunde actividad continuada con Emergencias.


10.
La mayoría de países, sean o no de nuestro entorno, no cuentan con especialidad en urgencias, presentando a menudo adecuados niveles de calidad (Francia, Alemania…). Nuestro modelo sanitario apuesta por una única vía de entrada al sistema y por un abordaje integral de la salud.

La mayoria de los paises de nuestro entorno tienen bien desarrollada la especialidad en MUyE (algunos paises desde antes que se creara la especialidad de MFyC en España): Gran Bretaña, Irlanda, Polonia, Italia, Rumanía, Bulgaria, Bélgica… Francia creará la especialidad en MUyE en 2012.


11.
La atención primaria, como puerta de entrada del sistema sanitario, debe ser el punto de inicio de la atención urgente. Los médicos especialistas en medicina familiar y comunitaria deben estar en disposición de realizar la primera valoración y atención de estos pacientes, contando con los recursos humanos necesarios y la remuneración pertinente para llevar a cabo dicha tarea.

Y también deben hacer la primera valoración del paciente diabético, y del cardiológico y del neumológico… Tal vez con este argumento podríamos cuestionar las especialidades de cardiología, neumología, endocrinología o neurología… (por no decir de todas las especialidades)


12.
Las reformas previstas en el espíritu de la LOPS van encaminadas a integrar ámbitos de actuación, pues recuerda que nuestro país tiene aprobadas 49 especialidades, mientras que la media de los países de nuestro entorno (UE) es de 30 especialidades.

Por ello la especilidad de UCI no existe en ningún otro país de Europa… La de MUyE en 15.


13.
No existen datos que permitan afirmar que el incremento del gasto económico que ocasionaría la creación de la especialidad se correlacionaría con una mejora de la calidad a la atención a los ciudadanos.

Diversos estudios demuestran la mejora evidente en la eficiencia en la atención sanitaria cuando se dispone de especialistas en MUyE. El supuesto incremento del coste es una falacia.


14.
Crear una especialidad de urgencias generaría tres modalidades de profesionales para un único ámbito de atención: especialistas en urgencias, otros médicos especialistas y médicos sin especialidad.

Nos suena este problema…


15.
La existencia de una nueva especialidad podría redundar en un incremento en la descoordinación entre los niveles asistenciales, problema esencial en nuestro país.

Los servicios de urgencia han sido clave y seguirán siéndolo de la coordinación existente entre atención especializada y primaria. Las diferentes directivas de SEMFYC aún no ha encontrado la solución para esta coordinación con especializada desde primaria ni tampoco ha contribuido con sus políticas a la búsqueda de soluciones. Otras sociedades de atención primaria si han explorado diferentes alternativas.

16. Los problemas de la urgencia (saturación, presión asistencial, burn out…) son debidos a la mala gestión, deficiencias organizativas del resto del sistema sanitario y/o falta de recursos y no a la capacitación de los médicos que allí trabajan.

Por ello desde una sociedad potente y con profesionales que han escogido voluntariamente donde quieren formarse y ejercer su futuro profesional estamos convencidos de poder modificar esta dinámica que sociedades como la SEMFYC con su concepto arcaico y reaccionario de “Urgencias como una estación de paso” solo han contribuido a empeorar la situación.


17.
Crear esta especialidad respondería a la presión de un colectivo y no
a las necesidades reales de los ciudadanos y del sistema sanitario.

Las diferentes asociaciones de pacientes han solicitado esta especialidad, los principales partidos políticos también así como las OOSS. El propio parlamento ha aprobado por mayoría su necesidad… pero la SEMFYC tiene su propia opinión, una muestra de su desconocimiento de la realidad. El colectivo al que se refiere es el de los profesionales que día a día ejerce su actividad en los servicios de urgencias y emergencias.


18.
Asistimos a la progresiva creación en las Urgencias de unidades especializadas (Unidades de Coronarias, Unidades de Ictus, Unidades de Quemados…). Se hace necesario en urgencias un profesional con un perfil más global.

Esta claro un profesional con perfil global en Urgencias: el especialista en MUyE.


19.
Las tres Sociedades que más Socios tienen en las áreas de Urgencia (SEMFYC, SEMI, SEMICYUC) y la Comisión Nacional de Especialidades médicas, están de acuerdo en que NO es necesaria una nueva especialidad.

La sociedad con más socios entre los profesionales de las urgencias y emergencias (SEMES) y la Sociedad Europea en medicina de Urgencias y Emergencias (EuSEM) se congratulan de la decisión del gobierno de respetar las recomendaciones del congreso de los diputados y crear la especialidad en MUyE.


20.
Para que un área de la medicina se considere como una especialidad, deben coincidir 4 conceptos: campo de actuación diferenciado, cuerpo de conocimiento propio, paradigma de actuación y orientación específica. La urgencia no tiene un cuerpo de conocimiento exclusivo, sino transversal, y consta de un paradigma de actuación compartido con otras especialidades.

Algo así le debe pasar a medicina familiar y comunitaria, a medicina interna y a medicina intensiva…

21. La existencia de una especialidad con un ámbito tan concreto permite poca movilidad y cambio del puesto de trabajo.

La SEMFYC sigue reclamando una “estación de paso” para mejorar la asistencia en urgencias. Las áreas de desarrollo y capacitación partiendo de la especialidad en MUyE (como se ha demostrado en diferentes países) son enormemente variadas.


22.
Probablemente, muchos profesionales que desean la especialidad no la querrían si para ello tuvieran que renunciar a la que ya tienen (es en realidad lo que les piden a los futuros especialistas).

Debe ser una encuesta realizada entre los directivos de la SEMFYC. Las encuestas oficiales entre aspirantes MIR dice que casi un 50% considerarían como posibilidad hacerse especialistas en MUyE si se ofertase esta especialidad.


23. Las encuestas indican que el ciudadano está satisfecho, en general, con la calidad científica de la atención recibida en urgencias.

Gracias a la inmensa mayoría de especialistas en MUyE que se han autoformado desde hace años y que no tenían su especialidad reconocida y que finalmente la tendrán.


24.
La percepción social está sesgada al pensar que las urgencias son mayoritariamente emergencias vitales de aparente complejidad, lo que podría justificar socialmente la hipotética especialidad de urgencias.

Según la junta directiva de la SEMFYC todo “esta sesgado” en una materia que desconocen. La huella digital de los SU indica que más del 60% son niveles 1, 2 y 3. La atención a los pacientes críticos debido a la labor desarrollada por especialistas en MUyE de los diferentes dispositivos de emergencia ha sido clave en la mejora de la mortalidad, morbilidad de numerosas patologías y de la atención en situaciones de múltiples victimas.


25.
La mayor parte de urgencias atendidas en un Hospital (hasta un 60%) corresponde a patologías que pueden resolverse en los centros de Salud. Debe adquirir cada vez más relevancia la Atención continuada en Centros de Salud y Unidades ambulatorias.

El dato no se ajusta a la huella digital de los diferentes hospitales (diversos estudios así lo ratifican). La Junta directiva de la SEMFYC, debería preocuparse entonces en trabajar para conseguir que los centros de salud sean más resolutivos. Colaboren para resolver sus problemas y no para buscar “otros problemas”.


26.
Actualmente existe un flujo desproporcionado e inadecuado de los pacientes a los servicios de urgencia hospitalarios, por problemas banales, de organización en otras áreas del sistema sanitario, problemas sociales o porque se confía más en la efectividad de estos servicios. La difusión de la idea de la existencia de un “especialista en urgencias” incrementaría este flujo, lo que va en contra del uso eficiente de los recursos.

Y no les preocupa el porque “existe un flujo desproporcionado e inadecuado de los pacientes a los servicios de urgencia hospitalarios, por problemas banales, de organización en otras áreas del sistema sanitario y problemas sociales”. Como junta directiva de la SEMFYC, una sociedad de atención primaria, ¿no plantean alternativas o posibles soluciones para afrontar estos problemas?. ¿Por qué los pacientes “confían más en la efectividad de estos servicios” (urgencias)? ¿Por qué hay una crisis en la MFyC (vocaciones, eleccion MIR)? ¿Por qué no realizan ninguna propuesta en su terreno?


27.
Los pacientes vistos en el hospital son sometidos a mayor número de pruebas (yatrogenia e incremento del gasto).

Hemos descubierto la pólvora…


28.
La sobrecarga de urgencias hospitalarias injustificadas incide en el detrimento de la atención de los pacientes en situación de riesgo vital.

Se nota el nivel de la junta directiva de la SEMFYC cuando habla de las urgencias y de su nivel de competencia. Aún desconocen lo que significa prioridad asistencias y niveles de triaje.

Aún así y sin rencor les pedimos como Junta directiva de SEMFYC que planten medidas para limitar el aflujo de estas “urgencias injustificadas”

2 comentarios:

Fede dijo...

Buenas. Un gran esfuerzo en contestar la nota de 30 puntos de Semfyc, y creo que es de agredecer. La cuestión no es contestar a Semfyc, que ya se ha retirado, sino convencer al ministerio del acierto del anuncio de creación de la especialidad y afianzar su compromiso. Si la decisión de la comisión de Semfyc puede poner en peligro la creación de la especialidad en este año 2011, todos los esfuerzos tienen que ir dirigidos hacia el ministerio, con un marcado carácter constructivo, y si es acompañado de otras sociedades de familia, pues mejor.
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

¿Qué pasará con los médicos de familia que se están formando o se formarán en año que viene con el objetivo de trabajar en Urgencias? ¿Para solicitar la acreditación de competencias profesionales hace falta un mínimos de años de experiencia? Gracias. Un saludo.